DIY

Cómo hacer una corona de Navidad

Hola Colvin Friends, ¿qué tal? Con los villancicos de fondo seguimos proponiendo ideas para decorar vuestras casa estas Navidades. En nuestro post acerca de los Imprescindibles para esta Navidad os comentamos como la Corona de Navidad era un must para bañar vuestros hogares en el más puro espíritu navideño. ¿Qué os parecería hacer la vuestra propia? Hoy os planteamos que cojáis vuestro yo más creativo y entusiasta y os embarquéis en toda una aventura de manualidades. Sabemos que algunos de vosotros ya está pensando que es misión imposible, está casi despidiendo al post, pero desde Colvin hemos tenido en cuenta todos los perfiles y tenemos coronas de todos los colores. Sacad al artista que lleváis dentro y compartidlo con vuestros amigos y familiares en una actividad para disfrutarla todos.

Viste a tu corona

Para los menos aventureros ya podéis respirar tranquilos porque os proponemos unas coronas muy sencillas. Necesitaremos diferentes materiales según el estilo que busquéis en ellas pero sobre todo, lo que es imprescindible, es nuestra corona de base, podéis escoger entre nuestro sencillo modelo Secret Santa o su compañera la corona Noel. Así que una vez tenemos la base del pastel podemos empezar a amasar.

Empezaremos con una corona para los discretos y elegantes. ¿Los materiales? La corona Colvin y un lazo, preferiblemente rojo. Así de sencillo. Cogeremos la corona y en lo más alto colocaremos un precioso, voluptuoso y rojo nudo rojo. El resultado una distinguida corona.

La segunda propuesta va dirigida a los más románticos y bucólicos porque se basa en nuestras queridas y estimadas flores. Si sois fieles seguidores del blog sabréis que la Amaryllis es la flor estrella para esta mágica época. Además nos tiene encandilados como habréis podido observar en nuestros ramos más navideños tanto en el modelo más rojizo llamado Rudolph o el más puro y blanco bautizado como Snowball. Pero, volviendo a las coronas, dicha flor también puede ser utilizada para decorar y darle un toque de color a este mar de verde. Perdonadnos el atrevimiento pero nos decantamos claramente por las amaryllis más rojas. Las podéis ir colocando alrededor de la corona dandole un punto de alegría con el color más característico de la Navidad.

Para aquellos más tradicionales y que apuestan por la sobriedad de las tonalidades qué os parece recurrir a las grandes compañeras de los pinos y los abetos, las piñas. Podéis usarlas de diferentes tamaños tanto grandes como pequeñas y con pegamento o cola engancharlas a lo largo de la corona. Además, aquí ya para los mas atrevidos, con un spray de pintura podéis mancharlas de color blanco dándole un toque diferente. Para acabar de ponerle la guinda al pastel, y sobre todo una pincelada de alegría, podéis jugar de nuevo con un gran lazo rojo que se puede colocar en lo más alto de la corona.

Corona de piñas

En esta ocasión dejaremos atrás la tradicional corona hecha de abeto para crear una totalmente distinta desde cero. Para la primera necesitaremos: de nuevo piñas, una percha de alambre, pintura blanca, una pistola de silicona, un lazo rojo y cuentas circulares. No os asustéis los pasos son muy sencillos. Empezaremos desmontando nuestra percha transformándola en un circulo que nos servirá de base para la corona. A continuación, engancharemos con la pistola de silicona las cuentas a las piñas. De este modo las podremos pasar por el alambre. De hecho, el siguiente paso consiste en esta acción, en ir pasando las piñas por dentro del hilo. Una vez las tenemos todas distribuidas por todo el circulo ya tenemos nuestra corona. ¡Así de simple! Para acabar de darle una vuelta podemos añadir dos pasos más. Antes de colocar las piñas podemos bañarlas en pintura blanca creando una sensación de nieve. Además, para esconder el gancho de la percha, podemos taparlo con nuestro ya amigo lazo rojo.

Lio de luces

El siguiente y último reto que os proponemos no podía ser con otra cosa que no fueran luces. En este caso la base de la corona la haremos con ramas, deben ser ramas flexibles como pueden ser las de parra o hiedra. Por lo tanto necesitaremos únicamente dos “ingredientes”: las ramas y una tira de luces led. El primer paso debe construir la base de nuestra creación. Cogeremos las ramas e iremos dando vueltas hasta crear un aro, éste puede ser de la medida que deseéis. Si buscáis una corona para presidir vuestra puerta de entrada quizás querréis utilizar ramas más largas y hacer una órbita mayor pero si lo buscáis como acompañante de vuestro salón o incluso como decoración de vuestros abetos Colvin requeriréis de aros más pequeñitos. Una vez tenemos el circulo para que sea fuerte cogeremos el resto de ramas y las iremos enrollando alrededor del aro para que sea más consistente. A continuación entraran en juego las luces ya que daremos vueltas con ellas por toda la corona, et voilà! ¡Una corona sencilla y brillante!

Navidad en Colvin

La Navidad ha secuestrado todo nuestro blog y por este motivo estos días encontrarás posts inundados del más puro espíritu navideño. Sabemos que son fechas de ir transformando vuestros hogares con motivo de la llegada de Papa Noel y los Reyes Magos y por este motivo queremos seguir proponiendo ideas de decoración y actividades para disfrutar toda la familia.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *