¿Por qué estamos orgullosos de lo que hacemos?

En The Colvin Co  aceptamos ser jóvenes e inexpertos, pero sí nos enorgullece tener claros nuestros principios y hoy nos gustaría poder compartirlos con vosotros.

Durante la primavera del 2016 al investigar en detalle el mundo de la floristería online, nos dimos cuenta que la mayoría de empresas centraban sus recursos en capturar a todos aquellos usuarios perdidos en la red a la búsqueda de su regalo perfecto, y que aprovechaban la ocasión para venderles productos intrascendentes y nada diferenciales, así como colocar las ultimas flores que tenían en el frigorífico.

La industria de la flor cortada había evolucionado poco durante los últimos 20 años y rápidamente decidimos que la manera tradicional simplemente no se ajustaba a nuestras ambiciones.

Nos pusimos manos a la obra y decidimos trabajar duro por un propósito diferente

Construimos una visión que no tenía nada que ver con vender muchos ramos a cualquier coste, sino que nuestro objetivo tenía que ser poner mucho color en la vida de las personas, y qué mejor vehículo para hacerlo que nuestras preciosas flores. Nuestra huella tenía que estar presente en todo lo que hacíamos, teníamos que ser fieles a nosotros mismos y no traspasar nunca algunas líneas rojas.

3-2-1e

Desde el principio maximizar la experiencia del usuario ha sido nuestra prioridad, cuidando cada detalle y apreciando que el producto con el que trabajamos tiene una alta implicación emocional y una naturaleza rápida e impredecible

Bajo estos principios empezamos a trabajar con flor de la mejor calidad y nos esforzamos por nunca escatimar en frescor a la vez que intentamos reducir el impacto ambiental de nuestras acciones.

Las combinaciones de flores son infinitas pero ésta vez hemos elegido una cuidadosa selección de flor de temporada para que puedas regalarte color y disfrutes del cromatismo y olor del otoño.

Hemos bautizado a nuestra creación Sunset. La reconocerás por el inconfundible aroma a eucalipto recién cortado, sus Physalis (también conocidos como farolillos chinos), los crisantemos y el escaramujo, que harán que contemples la lluvia como nunca y dances sobre un manto de hojas marchitas sin que tengas que salir de casa.

Otros artículos que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *