DIY

Cómo vestir tu casa con flores

Hola Colvin Friends, ¿cómo estáis? Como bien sabéis nuestra pasión son las flores y nuestro blog es un vivo reflejo de ello. Nos encanta compartir todo lo que sabemos sobre diferentes tipos de flores, cuáles son las mejores flores para eventos o  flores para regalar, flores, flores y, ¡más flores! Lo que parece que se nos ha olvidado por el camino es qué hacer con ellas una vez las recibes. Imaginamos la situación, abrís vuestra especial caja Colvin y llenos de sorpresa os topáis con vuestro ramo. Pero, ¿dónde debéis ponerlo? No os preocupéis, este post pretende daros ideas, desde las más tradicionales a las más originales, de cómo inundar vuestros hogares, sí vamos a decirlo de nuevo, de flores.

Síguenos en instagram (@thecolvinco) para encontrar más fotos como ésta

Y es que el simple hecho de tener flores en casa puede aportar infinidad de ventajas a quiénes las disfrutan. ¿A quién no le alegra el día un precioso ramo? Ya sea de rosas o de margaritas, ya brille por su rojo pasión o por su inocente rosa, ya sea silvestre o de diseño. Porque, como hemos podido descubrir, cada flor tiene su esencia especial, que se transforma en felicidad y sonrisas para quien la recibe. Y es que os quedaríais patidifusos si supierais lo mucho que puede provocar una simple flor. Por lo tanto, ¿dónde podemos ponerlas para que estás ejerzan su mágico poder en casa?

Tus acompañantes en la cocina

Sabemos que las flores son el acompañante fiel de todo salón pero os proponemos moverlas a otra estancia. ¡La cocina! Pasamos infinidad de momentos entre esas paredes, tanto cocinando como comiendo o compartiendo risas con la familia o amigos. ¿Quién no se ha dado cuenta de que llevaba hablando más de media hora de pie en la cocina en vez de irse a sentar al salón? ¡Es todo un clásico!

Recordad que también podéis usarlas para cocinar pero esta vez queremos darle un valor decorativo. De este modo vuestra cocina tendrá una alma hogareña y se convertirá en una de las partes  más agradables de vuestro hogar.

Antes de tiraros a la piscina nos gustaría daros unos pequeños tips. Para conservarlas de la mejor manera y eso sería por ejemplo colocarlas cerca de la ventana de vuestra cocina, de teste modo recibirán una mayor cantidad de luz, pero con cuidado que no le den los rayos de forma directa durante muchas horas seguidas. Este hecho os permite jugar con un gran abanico de  flores que navega entre las margaritas hasta las gerberas. Además, es muy importante que no las situéis cerca de la fruta dado que se marchitarán antes. Por último, tened en cuenta que en la cocina  se juega con altas temperaturas o humedad por lo tanto apostad por plantas y flores resistentes como las bromelias o los espatifilos.

Teniendo en consideración estos puntos podréis explotar al máximo las flores en casa disfrutando de una cocina de lo más alegre y especial. Llena tu estancia de plantas y flores y acompaña tus comidas con una explosión de color. Porque, ¿a quién no le gusta desayunar con flores?

Tus protagonistas en la mesa

Sea para una celebración especial o para un día entre semana, tener flores en casa siempre es una buena idea. Éstas pueden darle un toque de distinción a cualquier lugar u objeto como puede ser tu mesa de comedor o tu estantería de libros. Para conseguirlo os proponemos que creéis con vuestras flores un precioso centro de mesa. ¿Qué aspectos se deben tener en cuenta? En primer lugar el centro debe seguir la sintonía de vuestros hogares al igual que la de vuestra cubertería y platos. Todo debe ir entrelazado sobre todo en cuanto a los colores, las flores y sus acompañantes deben estar compenetrados en sus tonalidades. Además, es importante escoger un centro integrado por flores cuya fragancia constituya un aroma suave para que no predomine sobre el de la comida.

Tus compañeras en cada rincón de la casa

Por último queremos destacar dos lugares más que podéis decorar cuando recibáis flores en casa. En primer lugar, queremos apostar por las habitaciones. Desmintamos el mito que las plantas, en un acto de maldad, nos roban todo el oxígeno dejándonos sin aire para respirar, ¡se puede convivir con ellas! En el caso de tener un cuarto con muy poca luz lo mejor es jugar con especies como el cissus o el ficus. Si por lo contrario, gozáis de cantidad de luminosidad, arriesgad con el cyclamen o la violeta africana. Abrir los ojos por la mañana y ver flores, ¿qué más se puede pedir?

En segundo lugar, ¿por qué no poner flores en el baño? Dada la humedad que reina en esta sala, nuestra apuesta son las orquídeas. Dichas flores aportaran un toque de color y distinción y se adaptaran perfectamente al ambiente. También se puede jugar con grandes jarrones invadidos por flores cortadas y de este modo vestir el baño cada semana con un color distinto. Por último, se puede jugar con grandes plantas, que siempre tendrán más resistencia y duración que nuestras estimadas flores y aportarán una marea de verdes super frescos.

Hasta aquí nuestro post dedicado a las flores para decorar el hogar. Estamos seguros de que muchas de vosotras tenéis muy buenas ideas, sorprendentes y creativas que se nos han escapado en este post, así que os invitamos a compartirlas un poquito más abajo en los comentarios.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *