Colvinpedia

Crisantemo – La flor de los mil pétalos

Hola Colvin Friends, ¿cómo estáis? Hoy dedicamos nuestra Colvinpedia al Crisantemo.

Sabemos que cuando habéis visto la foto habéis pensado…¡Margaritas! y aunque son de la misma familia y comparten gran similitud, os tenemos que decir no son la misma flor.

Historia del crisantemo

Los Crisantemos llegaron a Europa a finales del siglo XVIII gracias a la corte francesa, aunque su cultivo es originario de Japón y China. Como casi todas las flores, el crisantemo también tiene una historia mágica para explicar su origen y creemos que esta os va a gustar especialmente, porque tiene hasta duendecillo incluido.

Dice la leyenda que una noche calurosa de verano, una joven paseaba por su jardín deambulando y pensando en su enamorado. Jugaba con sus manos por encima de las flores, acariciando sus pétalos.  En un momento pensó en arrancar una pequeña florecita, para confiarle un temido “¿me ama o no me ama?” que no le dejaba dormir.

En el preciso momento en el que la joven se decidía a arrancar la flor, apareció un pequeño duende, que parecía el centinela del jardín, y le propuso un trato. Le concedería tantos años de vida como pétalos tuviera la flor que eligiera, a cambio de que fuera otra flor la elegida y no aquella que ya casi tenía entre las manos.

La chica empezó a correr desesperadamente, buscando otra flor y tras algunos minutos de angustia, finalmente la encontró. Rápidamente se puso a separar y contar los finos pétalos: veinte, cincuenta, cien…! tras la explosión de felicidad de haber llevado la cuenta de tantísimos años para su enamorado se dio cuenta de que entre las manos tenía una flor que nunca antes había visto, y así es como nació el crisantemo.

Los pétalos del Crisantemo

La leyenda del crisantemo hace especial hincapié a sus incontables pétalos. Y es que si alguna vez habéis tenido un Crisantemo entre las manos, habréis podido apreciar que por pequeñita que sea sla variación, se compone de muchísimos y pequeños pétalos. Además, son muy curiosos, ya que en muchas ocasiones se forman haciendo un cilindro, provocando incluso que parezcan flores hechas de tela o papel.

Crisantemos blancos y amarillos

El crisantemo, una flor de interior

Si quieres cultivar plantas de interior, los Crisantemos son una de las mejores flores para hacerlo. Se adaptan rápidamente y no necesitan cuidados excesivos.

Aunque el crisantemo es una flor fácil de cultivar siempre es importante tener algunos cuidados básicos controlados. En primer lugar, los crisantemos deben estar en espacios bien ventilados, donde puedan disfrutar de sol, pero no de calor excesivo.

También es importante que la tierra esté húmeda, pero no encharcada. Las flores pueden morir por falta de agua, pero aún más fácilmente por su exceso.

Otro consejo importante es que vayas eliminando las hojas y flores que se marchiten, de forma que ayudes a las que nazcan a tener mayor fuerza para crecer.

Crisantemos en Colvin

En Colvin nos declaramos muy fans de los crisantemos y la verdad es que ya hemos creado diversos ramos en los que hemos contado con ellos, como es el caso de nuestro Paper Planes o Vanilla Sky.


Crisantemos, de nuestro ramo Vainilla Sky

La Colvinpedia

Si te interesan las flores y quieres aprender más curiosidades sobre ellas, no te pierdas nuestros posts de Colvinpedia

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *